Número-Biología.

Los números son tal vez uno de los conceptos humanos más perfectos y elevados. La Numerología es la disciplina que estudia la vibración secreta de este maravilloso código y nos enseña a utilizarlo en nuestro beneficio.

 

En el año 530 a.C. Pitágoras, el filósofo griego, desarrolló en forma metódica la relación entre los planetas y su vibración numérica. La llamó "Música de las Esferas". También afirmó que las palabras tienen un sonido que vibra en consonancia con la frecuencia de los números. Sería una faceta más de la armonía del universo y la sincronicidad de las leyes de la naturaleza. Algo que ha sido ya avalado por la Ciencia.

 

Una persona puede saber a través de los números cuál es su verdadera personalidad, a veces oculta por algún conflicto y permitir que ésta aflore y, de esta manera, desarrollar todo su potencial. También conocer sus talentos naturales, su mundo interno, sus desafíos y retos, cómo vencer obstáculos, cuáles son sus recursos. De forma que obtiene las claves para mantener su equilibrio.

 

 

Todo esto ha sido llevado al campo de la salud y de la biología por el Dr. Salomon Sellam, denominándolo Número-Biología, y conviertiendo a esta técnica en una valiosa herramienta, a través de la cual la persona puede reducir ampliamente sus niveles de estrés consciente e inconsciente y, con ello, conseguir una vida más placentera, serena y armónica, pudiendo tratar o prevenir enfermedades y todo tipo de transtornos. En definitiva, contribuye eficazmente para poder gozar de una vida más saludable. 

"La parte nunca podrá estar bien,

a menos que el todo también lo esté".

 

Platón.