Terapia de Par Biomagnético.

El descubrimiento del Par Biomagnético por el Dr. Goiz Durán en 1988, ha sido y será uno de los grandes acontecimientos de la historia de la medicina y está llamado a cambiar totalmente la praxis de esta tal como es entendida en la actualidad. (Ver vídeo).

 

El Par Biomagnético combate la enfermedad en sus orígenes o causas iniciales desencadenantes.

 

El diagnóstico nos lo da la misma inteligencia del ADN celular del paciente, sin otras exploraciones costosas o molestas y con una seguridad completa, incluso antes de que dicha enfermedad o alteración funcional nos de los primeros síntomas. También desaparecen las enfermedades por iatrogénica médica o medicamentosa, ya que esta terapéutica carece de efectos secundarios.

¿Puedes imaginar un tipo de Medicina más deseada por la Humanidad?

Debido a su falta de interés para la Industria Farmacéutica, su gran expansión se ha realizado casi exclusivamente a través del "boca-oído" entre los propios enfermos y por los cursos y conferencias dados por el propio Dr. Goiz por todo el mundo.

 

Es efectivo en todo tipo de enfermedades y tumores, tratando con éxito desde un resfriado hasta un Sida, un Cáncer o una enfermedad autoinmune.

 

El tratamiento se realiza de forma rápida, totalmente indolora, y en muy pocas sesiones, bastando generalmente menos de cuatro en la mayoría de los casos.

 

No deja secuelas, no tiene contraindicaciones, es compatible con cualquier otro tratamiento que se esté realizando y no utiliza fármacos ni sustancias extrañas a la naturaleza. Dicho de otra forma, “No puede hacernos daño”, por lo que solo puede darnos beneficios, que con frecuencia resultan sorprendentes por no decir milagrosos. Así, respetamos el principio Hipocrático tan olvidado en la actualidad de “Primum non nocere” (Lo primero es no hacer daño).

 

¿Cómo es una sesión?

 

Las terapias duran entre 45 y 90 minutos, dependiendo de cada caso y de si se trata de la primera sesión o de las siguientes.

Las sesiones se realizan con la persona vestida y tumbada boca arriba sobre una camilla.

Se revisa todo el cuerpo: sistemas, órganos, glándulas, etc... para localizar las alteraciones. Se realiza un chequeo completo.


El tratamiento es muy relajante y no es invasivo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

"La mejor y más eficiente farmacia está dentro de tu propio sistema".

Robert C. Peale.