Testimonio: Del Caos al Equilibrio.


"Mi vida estaba patas arriba. Acababa de romper con mi pareja, mi trabajo no me satisfacía, había tenido desencuentros con amistades de hace mucho tiempo y en los dos últimos meses había perdido a mi madre y a un hermano.


Me sentía confundida, deprimida…. Se puede decir que tenía problemas existenciales, ¿quién soy yo realmente?, ¿qué es lo que hago aquí?, ¿qué quiero verdaderamente?, ¿cuál es mi propósito en esta vida?... Fuera y dentro de mí todo era un caos. No entendía muchas de mis reacciones y comportamientos. Estaba perdida.


Pasaba muchas horas en casa, encerrada en mí misma… Pensé que iba a volverme loca. Comencé a ver vídeos sobre Bioneuroemoción, ya solo esto notaba que me sentaba bien. Un día, en la oficina, unas compañeras hablaban de lo bien que le había ido a una de ellas con la Bioneuroemoción. No me lo pensé dos veces, me acerqué y las interrumpí, quería saber quién la había tratado. Helena Fernández Brioso, me dijo, y me dio un teléfono para poder contactar con ella.


Fue así como empecé mi terapia con Helena. Lo que descubrí a través de mi árbol genealógico fue un tesoro para mí, pude ver cómo se repetían las historias y como yo seguía también repitiéndolas, fue una auténtica liberación el tomar conciencia de esto. ¡Cuántos programas estaba repitiendo una y otra vez!


Hicimos muchos trabajos distintos y tras cada uno de ellos, yo me sentía más liberada. Algunos síntomas que tenía, como dolores musculares en muchos sitios y también dolores de cabeza, simplemente desaparecieron. Y mi vida empezó a cambiar. Volví a sentir mi equilibrio interno, a sentirme en paz.


Hace ya tres meses que terminé mi terapia con Helena. Ahora mi vida es distinta, porque yo soy distinta. He recuperado algunas de mis viejas amistades; he hecho otras muchas amistades nuevas; estoy iniciando una relación de pareja que no se parece en nada a las anteriores; en el trabajo sigue todo igual, pero yo lo vivo diferente y ya no siento el malestar de antes. Al contrario, me siento cómoda y útil. Ahora estoy contenta, llena de proyectos, de ganas de vivir, de viajar...


Puedo decir que ha sido una experiencia increíble, emocionante, apasionante, con algunos momentos muy duros, pero sin dudarlo, totalmente positiva y recomendable.


Te doy las gracias, Helena, por dejar que cuente mi historia y por todo el aprendizaje que he tenido a tu lado. Gracias, gracias, gracias…. Infinitas gracias."


E.M.R. (35 años. Sevilla).

Entradas Destacadas

¡Bien! Mensaje recibido

Consultas Presenciales y Online, estés donde estés.

Únete a mi lista de correo

Síguenos en Facebook
Archivo