Presentación1.jpg

Testimonio: Seguimos navegando juntos.


Mi matrimonio se venía abajo sin que yo me sintiese capaz de hacer nada. Cada vez más distanciados, más discusiones, hacía mucho que no reíamos ni nos divertíamos juntos. Todo eran malas caras, obligaciones con la casa y los niños y monotonía. Habíamos hecho intentos por mejorar las cosas, pero no duraban más de unos pocos días. Viendo que la situación era ya insostenible y, que pese a todo, yo seguía amando a mi mujer, decidí buscar ayuda.


Así es como fui a la consulta de Helena Fernández Brioso y las cosas que sobre mí mismo y que sobre Inma, mi mujer, descubrí allí, supusieron un antes y un después en nuestra relación de pareja.


Al principio iba yo solo. Inma siempre me preguntaba después y yo le contaba. Ella cada vez tenía más interés y al ver mis cambios y que las cosas empezaban a mejorar entre nosotros, decidió ir ella también. Casi siempre fuimos por separado, también hubo sesiones a las que fuimos los dos juntos.


Fue impresionante darnos cuenta de cómo no tener cosas resueltas con nuestros propios padres impedía que nuestra relación fluyese. También creencias limitantes, tanto sobre el amor de pareja como sobre nosotros mismos. Hicimos muchos y distintos trabajos para sanar todas estas cosas en nuestro interior. Y los cambios a mejor seguían produciéndose. También Helena nos mostró otra forma de entender y mirar la vida y a nosotros mismos. Ya nada ha vuelto a ser igual (afortunadamente).


Han transcurrido cuatro meses y medio desde que terminamos la terapia y continuamos felices el uno junto al otro, incluso más que en nuestros mejores tiempos. También nuestros hijos, de 9 y 11 años, están mucho mejor, tanto entre ellos como con nosotros.


Es la mejor decisión que pude tomar y me alegro infinitamente de haberlo hecho. La vida de mi familia ha dado un giro de 180 grados. Estábamos en un naufragio y ahora navegamos en un mar en calma. Sin duda, recomiendo a esta profesional a todos los que se encuentren en una situación parecida a la nuestra.


Gracias, Helena. Siempre te vamos a recordar.


Inma y Álvaro. (Coria del Río –Sevilla -)

Entradas Destacadas